Doce Silencios

mujer-descalza-furtiva

Entre doce silencios camina, seis a cada lado de sus recuerdos, mutismos interrumpidos por la realidad, reavivados por la ociosidad que le regala la sociedad.

 

No ve flores marchitas, ni nieve en la cumbre de la montaña de su infancia; se apaga el nogal ocupando el primer lugar en su afónica docena, ve huellas marcadas en su camino, y lucha sellando su horizonte.

 

Hay sombras borrando miradas vacías, descubre al silencio dando las mejores respuestas.

 

El ruido es intenso, tanto, que se convierte en voz.

 

Anuncios

El tablero

7

Una mirada vacía miraba al tablero, mientras decidía qué ficha mover.

El silencio, un gran juez de conciencias, subrayaba la respuesta e ignoraba sentimientos.

Al otro lado, un nuevo jugador a la espera de recibir la verdad, o quizás la mentira; con ella era perderlo todo, con la verdad sería tener algo más de dinero en el bolsillo, aunque para ello se hiciera daño a los actores secundarios.

El silencio esperaba el siguiente movimiento, y ganó la verdad.

El tablero llamado vida, se quedó en blanco, el silencio que deseó llamarse respeto, desapareció una vez más en el inmenso plató.

Entre aplausos volvieron a oscurecerse los sentimientos de la humanidad.

Durante unos meses volvieron los vicios… Volvió el silencio, la partida comenzó de nuevo.