Sólo el Mar

006D1CTGP1_1zas

Recuerdas cuándo te decía… Solo el mar alegraría mi espíritu.

Nada ha cambiado, todo sigue igual. Ahora es cierto que mis manos tiemblan al narrar todo lo indescriptible en mi memoria, lo no nato en mi imaginación quizás por apatía, tal vez, por la carencia de ese don tan preciado por todos, el cariño.

Ha perdido las formas en mi imaginación, me llama, se esconde en brumas profundas, aletea junto a los pájaros cuando me despiertan por la mañana, o vuelven a sus guaridas a la caída del sol.

Se han ensombrecido los recuerdos que daban alas a mis pies, en mis manos ahora son arrugas surcando nuevos rumbos aunque el camino termine, y el final inexistente para los demás, me pisa los talones del alma.

Solo el mar tan lejano me habla. Cubre mis poros, los limpia de viejos rencores, de esa fe ciega que nadie regala, de eso que llaman amor y que mueve el mundo, y a veces mueve los cimientos hasta el extremo de destruirte,

Recuerdas cuándo te decía…Sólo el mar alegraría mi espíritu.

Es cierto pero está tan lejos, tan al final de un pozo sin fondo, que lucho para que mi imaginación resucite.

 

Anuncios