Eterno Ahora.


viaje astral 2

Hoy no deseo mirar atrás, necesito engancharme al ahora en ese eterno momento que me mueve en este planeta incomprendido y, repleto de necesidades de amor incondicional, y en el que el ego se esconde en casi todas las miradas.

Un planeta al que llegué sin saber porqué, o quizás si lo sé…un universo girando a lo loco, un espacio encerrando misiles que nuestros hermanos y hermanas mayores, consiguen apagar y esconder.

Y cada día al amanecer cuando mi alma se vuelve a cobijar en este imperfecto cuerpo físico, a veces os lo juro, mis ojos derraman  lágrimas por echar de menos su verdadero hogar, a esa voz cálida, a esa túnica blanca que hace pocas noches me decía a punto de despertar…no olvides que vienes de Venus.

No lamento que mi alma sea capaz de hablarme, de hacerme vibrar, de encaminarme a la labor voluntaria a la que yo misma me ofrecí al llegar aquí.

No lamento reconocer que el camino es escabroso, duro, difícil, que es puro sufrimiento conseguir que una no mirada no te lastime, o que una crueldad de los maestros y maestras de vida que yo misma elegí, escondan mis sonrisas hasta que no derramé las lágrimas necesarias para superar un paso más de mi evolución.

Gracias, gracias, gracias.

Y la vida en este eterno ahora, también es apreciar y agradecer, el eterno gris del frío, la belleza cálida del sol, la lluvia en primavera, a las hermanas y hermanos de alma encontrados por el camino…gracias por dos almas nacidas de mi vientre, por el amor que me hizo feliz, por el amor que me hizo llorar, por la música nacida de almas afines,  por las deudas karmicas que cada día me hacen evolucionar, por las traiciones de seres queridos, por los besos encontrados y no esperados, por el cariño recibido mientras sueño, por mi Yo Soy y, por conocer y reconocer el reino del No Soy.

Gracias por este despertar dividido entre el cielo y la tierra.

Gracias por aquellos besos de aquella boca inolvidable y sellada en mi piel, gracias por haber podido olvidarle, porque sus manos y su ausencia me habrían hecho llorar eternamente, gracias a la vida por elegirme para llenar un hueco de su espacio.

Gracias por el espacio en el que no estoy y no estás, gracias por reconocerte en todo lo demás.

Anuncios

No te vayas sin dejar una buena o mala crítica

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s